CDMX a 13 de febrero de 2020 (Noticias México).- En el marco del ciclo El arte del piano, Argentina Durán y Liliana Obando ofrecerán el programa La música mexicana a cuatro manos y dos pianos a través del tiempo, con el cual presentarán el estreno mundial de dos obras: Capricho húngaro, del compositor español Vicente Mañas (1897-1915) y Allegro Appasionato, de Gustavo E. Campa (1875-1934).

 Las dos pianistas, con estudios en la Facultad de Música de la Universidad Veracruzana y en el Conservatorio Nacional de Música, se presentarán el sábado 15 de febrero a las 17:00 horas en la Sala Manuel M. Ponce del Palacio de Bellas Artes.

 También interpretarán obras de Federico Ibarra (Tres preludios monocromáticos), Melesio Morales (Polka, cuyo arreglo lo realizó Karl Bellinghausen), Alfredo Carrasco (Scherzo) y Arturo Márquez (Danzón no. 2).

 Sobre el Capricho húngaro del compositor y pianista español Vicente Mañas, quien vivió en México durante 18 años y fue maestro de Manuel M. Ponce, la crítica musical Mariana Híjar Guevara escribió que fue editado por A. Wagner y Levien en la Ciudad de México en 1904, durante una estancia que realizó Mañas antes de radicar en Nueva York.

 El musicólogo mexicano Fernando Carrasco Vázquez, quien hizo una exhaustiva investigación sobre la obra de Mañas Orihuel, refiere que el compositor nació en Baeza en 1856 y se movió por diversas ciudades: Madrid, París, Alicante, Barcelona, La Habana, Matanzas, Ciudad de México y Brooklyn en Nueva York, donde murió en 1931. En cada localidad dejó huellas de su quehacer musical, pero fue en México donde se consolidó como compositor y maestro, cuya producción asciende a más de un centenar de piezas, entre las que destacan romanzas, mazurkas, valses, polkas, danzas y el Capricho húngaro, que será estrenado en el concierto de Argentina Durán y Liliana Obando.

 Sobre el otro estreno mundial, Allegro Appasionato, de Gustavo E. Campa (músico y crítico mexicano con ideas innovadoras, tanto en la composición como en sus reflexiones sobre la influencia de la ópera italiana en México) compuso dicha pieza para piano a cuatro manos en 1890, dedicada a su amigo y colega Ricardo Castro.

 Melesio Morales compuso algunas polkas para piano, entre ellas IndependenciaMoras y Naranjas, pertenecientes a la colección de ocho piezas La india frutera y La fortaleza para soprano o tenor y piano.

 El Scherzo en Si menor para piano a cuatro manos, de Alfredo Carrasco, es una obra de 1895, año en que compuso el Scherzo sinfónico, revisado 47 años después. Tres preludios monocromáticos es una de las primeras obras para piano de Federico Ibarra, la cual se remonta a 1964.

 Originalmente escrita para orquesta sinfónica, Danzón no. 2, de Arturo Márquez, es considerada una obra imprescindible en el repertorio musical mexicano del siglo XX. El propio autor señala que dicha composición trata de acercarse lo más posible a la danza, a sus melodías nostálgicas, a sus ritmos montunos; “es una manera personal de expresar mi respeto y emotividad hacia la verdadera música popular”. 

 Argentina Durán es pianista de la Orquesta Sinfónica Nacional y profesora de la Facultad de Música de la UNAM. Egresada de la Facultad de Música de la Universidad Veracruzana, donde estudió con Trinidad Sanchís, fue galardonada en los concursos Nacional de Piano Angélica Morales-Yamaha e Internacional de Piano Irina Samodaeva.

 Liliana Obando es egresada del CNM, donde estudió con Carlos Barajas y Manuel González. Actualmente estudia la maestría en Interpretación de música mexicana de concierto con Farizat Tchibirova.

 Ganó la medalla del CNM por excelencia académica con el promedio más alto de su generación. Ha tomado clases magistrales con Manuel Delaflor, Naoya Seino y Rodrigo Barajas, entre otros. Se hizo acreedora a la beca a la excelencia académica que otorga el INBAL. Actualmente es maestra del CNM.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *