Tras los resultados de la consulta de la planta en Mexicali, la cervecera Constellation Brands aseguró que están listos para entablar las conversaciones necesarias con el presidente Andrés Manuel López Obrador y su gabinete, para trabajar de cerca en un plan de acción que considere los grandes retos actuales y futuros que enfrenta México en lo económico y lo social.

En un comunicado publicado este martes, la compañía reiteró que su proyecto en Mexicali, como todas sus operaciones, cumple y ha cumplido con todos los requisitos que marca la ley y prioriza el cuidado y disponibilidad de agua para todos.

Y es que, destacó, su compromiso con la legalidad y la generación de bienestar en las comunidades de las que formamos parte, sigue firme. Además, México es muy importante para la firma, con una relación positiva y mutuamente beneficiosa con el país por más de 30 años y tienen la confianza de que continuará igual.

“Hemos escuchado atentos las declaraciones de la subsecretaria de Gobernación, Diana Álvarez y las palabras del Presidente de la República con respecto a nuestro proyecto en Mexicali, Baja California. Hemos tomado nota de sus mensajes y estamos listos para entablar las conversaciones necesarias con el presidente López Obrador y su gabinete para trabajar de cerca en un plan de acción que considere los grandes retos actuales y futuros que enfrenta México en lo económico y lo social”, afirmó.

Durante el fin de semana se llevó a cabo la jornada de consulta ciudadana sobre la construcción de una planta cervecera de la empresa en Mexicali, Baja California.

De acuerdo con lo informado por el Gobierno el lunes, 76.1 por ciento de las personas (27 mil 973 ciudadanos) votaron contra el proyecto, mientras que el 23.2 por ciento (8 mil 574 personas) se pronunciaron a favor.

Debido a esto, la Comisión Nacional del Agua (Conagua) “ya no dará los permisos correspondientes que estaban pendientes para la operación de la planta y de inmediato el Gobierno federal se va a poner en contacto con la empresa para buscar opciones para subsanar los daños”, indicó la subsecretaria Álvarez.

Además, López Obrador comentó que hablaría con quien fuera necesario, incluidos Carlos Salazar, presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE) y los dueños de la compañía debido a la cancelación de la obra.

Apuntó que es necesario respetar la decisión de la gente y que a su Gobierno le importa la inversión extranjera y la creación de empleos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *