El alcalde de Moscú, Serguéi Sobiánin, ordenó este jueves el cierre, a partir del sábado y durante nueve días, de una gran cantidad de lugares públicos, y la suspensión de toda actividad turística en esta capital, para limitar la propagación del coronavirus.

Desde el 28 de marzo al 5 de abril, deberán permanecer cerrados los locales de comida, restaurantes, salones de belleza y masaje, además de todas las tiendas, a excepción de las farmacias y las que venden alimentos y artículos de primera necesidad.

Asimismo, suspendió la actividad de grandes parques de la capital rusa, como el parque Gorki, Zariadie y Sokolniki, y aconsejó a los residentes no visitar lugares religiosos, de acuerdo con la cadena RT.

Al mismo tiempo, Sobiánin precisó que hasta el 10 de abril se suspenden todos los eventos con la participación de un gran número de personas.

El alcalde señaló que “las restricciones impuestas no tienen precedentes en la historia moderna de Moscú y crearán muchos inconvenientes para la vida cotidiana, pero son necesarias para frenar la propagación de la infección por coronavirus y reducir el número de casos”, destacó la agencia Sputnik.

La víspera, el presidente de Rusia, Vladímir Putin, declaró que la próxima semana no será laboral en la Federación Rusa para minimizar la propagación del nuevo coronavirus, pero señaló que los trabajadores deberán mantener íntegros sus salarios.

Durante las últimas 24 horas, en Rusia se registraron 182 nuevos casos de coronavirus, con lo que la cifra total de contagios en el país se elevó a 840, informó el centro operativo para la prevención y la lucha contra el coronavirus en Rusia.

De estos nuevos casos, en Moscú se detectaron 136 contagios, con lo que ya suma un total de 546 casos de infección con coronavirus.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *