Corea del Sur registró este miércoles un repunte de casos del nuevo coronavirus en el área metropolitana de Seúl y una considerable subida en los casos importados.

El incremento en las infecciones procedentes del extranjero ha provocado que las autoridades requieran que los viajeros entrantes, procedentes de Estados Unidos, se sometan a una autocuarentena de dos semanas, destacó la agencia Yonhap.

Según el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades de Corea del Sur (KCDC), los 100 casos nuevos, detectados el martes, superaron los 76 casos reportados el día previo y llevaron el total de infecciones en el país a nueve mil 137.

Asimismo, se reportaron seis víctimas mortales más por el COVID-19, alcanzando un total de 126.

Mientras que las infecciones nuevas en Daegu y la provincia de Gyeongsang del Norte -las dos regiones más afectadas por el coronavirus- mostraron señales de reducción, los casos nuevos en Seúl y sus áreas vecinas, donde viven unos 20 millones de personas, han aumentado en forma constante.

El número total de casos importados se incrementó en 34 infecciones, alcanzando un total de 101 y representando el mayor aumento diario hasta la fecha.

Corea del Sur implementó también una cuarentena de dos semanas y pruebas del virus obligatorias para todos los viajeros procedentes de Europa que hayan llegado al país para una estadía a largo plazo -independientemente de si presentan síntomas-, con la intención de contener las infecciones importadas.

El país ha sometido a la prueba del virus a 357 mil 896 personas desde el 20 de enero, cuando se detectó el primer caso en la nación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *